La transformación digital ha permitido la creación de nuevos modelos de aprendizaje. Hoy en día, las nuevas tecnologías se han convertido en herramientas educativas que permiten mejorar y/o apoyar en el proceso de adquisición de conocimiento, así como preparar a los estudiantes para el futuro que será cada vez más digital.

La educación está cambiando. Las aulas del futuro dejarán a un lado la memorización y se centrarán en la superación de retos y realización de proyectos a partir de las distintas capacidades de los estudiantes, así como en la capacitación para el uso de las TIC. Por ejemplo, se encuentra la implementación de la robótica educativa, ¿sabes en qué consiste y las ventajas que ofrece?

¿Qué es la robótica educativa?

La robótica educativa consiste en un modelo pedagógico interdisciplinar que permite que los estudiantes se desarrollen en las áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Es decir, que se trata de un sistema de enseñanza que apoya la adquisición de conocimientos científicos en los niños y a su vez, impulsa nuevos modelos de aprendizaje los cuales van más allá de los beneficios de la programación, el montaje y poner en funcionamiento máquinas.

Se podría decir entonces, que la robótica es una herramienta pedagógica innovadora y entretenida, ya que mediante actividades lúdicas los estudiantes desarrollan habilidades y conocimientos qué les serán de utilidad en el futuro.

Con la robótica educativa se puede mejorar la enseñanza de conocimientos técnicos a través de una manera sencilla y divertida, lo que genera una transformación en la formación de niños y jóvenes. Esto se debe a que el alumno deja de ser un oyente de una clase para convertirse en protagonista y mientras construye da libertad a su creatividad, así como mejorar su comprensión acerca de la tecnología. Con la cual, adquieren habilidades que les serán útiles en su futuro tanto personal como profesional.

Beneficios de la robótica educativa en los niños

La enseñanza de la robótica en la infancia sirve como complemento a la formación clásica, aunque se sigue considerando como una actividad extracurricular, en diversos centros educativos ya se ha implantado la asignatura de tecnología, programación y/o robótica.

Los beneficios de aprender robótica desde la infancia están relacionados tanto en la formación de nuevas habilidades como en la mejora de los procesos de aprendizaje. Se podría decir que el objetivo principal que busca la robótica educativa no es solo el aprendizaje de lenguajes de programación o a desarrollar proyectos, sino que dentro de sus objetivos se encuentran el desarrollo de:

  • Pensamiento computacional: Se centra en la búsqueda de soluciones a los retos planteados mediante el juego, también se puede incluir el desarrollo del pensamiento lógico-matemático.
  • Pensamiento creativo: Resolver de diferentes formas un mismo problema, lo cual fomenta la creatividad y la innovación.
  • Percepción del espacio: Se pretende que los niños sean conscientes de cierta correlación de aciones, por lo que para realizar un procedimiento antes hay que considerar qué acción es la más adecuada.

En la incorporación de esta asignatura a los planes de estudio, se ha observado que la enseñanza de estas materias ha ayudado a los alumnos a desarrollar habilidades tanto en el manejo de la tecnología como en la resolución de problemas; favorecer la adquisición de conocimientos científicos y el desarrollo del pensamiento lógico; fomentar el trabajo en equipo; desarrollo de la creatividad e impulsa el manejo de dispositivos tecnológicos con fines educativos, entre otros.

Kits de iniciación en la robótica educativa

Para comenzar a aprender robótica y programación no es necesario gastar mucho dinero o desplazarse grandes distancias, ya que existen kits de iniciación en robótica tanto a modo individual como dentro de las aulas. A continuación te dejamos algunas opciones con las cuales los niños podrán comenzar a aprender sobre robótica.

  • Lego WeDo y Lego Mindstorms: Es una de las opciones de referencia en torno a la gama de robótica de LEGO. Recomendado para niños de 10 años en adelante, permite crear robots atractivos y con apariencia un poco futurista. Incluyen el lenguaje propio de programación y la compatibilidad con otros sistemas.
  • Bee-Bot: Es un robot educativo en forma de abeja, diseñado para que menores de 7 años lo utilicen para comenzar a aprender sobre robótica y lenguajes de programación.
  • Makeblock: Es una alternativa para aprender robótica en las aulas. Guiado bajo la filosofía de Open Source y con el lenguaje de programación Arduino, permite a los niños contruir robots con infinitas posibilidades.
  • BQ Zum Kit: Bajo este nombre se comercializan los componente que permiten a los niños aprender robótica mediante la plataforma propia de programación Bitbloq con la cual se podrán iniciar en el mundo de la electrónica.

Es importante mencionar que si bien es necesario contar con un kit o con las herramientas necesarias para la enseñanza de la robótica, lo mismo sucede con que los profesores que vayan a impartir la materia se capaciten acerca del funcionamiento y las posibilidades pedagógicas que un robot educativo o el kit de robótica ofrece, así como acerca del lenguaje de programación vinculado con el aprendizaje de robótica.