En los últimos años, las bibliotecas están realizando iniciativas para introducir productos y servicios de las tecnologías de la información (TIC), con la finalidad de mejorar la calidad de servicios bibliotecarios y, por ende, la experiencia de los usuarios.

La introducción de servicios automatizados que ayudan a la gestión de las bibliotecas, la creación de catálogos electrónicos, la creación de bibliotecas virtuales, son uno de los impactos que han tenido la introducción de las TIC en estos centros.

El uso adecuado de las TIC ayuda a acceder a mayor información y a perfeccionar los planes de estudio, además pone a disposición de los usuarios recursos como bibliotecas virtuales, así como recursos utiles para la búsqueda de información en diferentes acervos sobre un tema determinado. En otras palabras, el uso de las TIC es una herramienta para la gestión del conocimiento en las bibliotecas.

TIC, facilitando el acceso a la información

En el ámbito bibliotecario, la introducción de las TIC han dado lugar al concepto de biblioteca digital, a los servicios electrónicos y a la interacción con el usuario mediante internet.

Con los desarrollos técnicos, se ha producido una explosión bibliográfica que ha exigido el refinamiento de las técnicas de almacenamiento y recuperación de información resguardada en documentos. 

De igual forma, las condiciones profesionales han cambiado de acuerdo con el desarrollo de la infraestructura de las telecomunicaciones, las cuales han condicionado los métodos de almacenar, recuperar, gestionar y la transmisión de información.

Asimismo, las bibliotecas se han convertido en centros referenciales donde los e-books, bases de datos y consulta en línea han dado flexibilidad e incrementado la capacidad de respuesta ante las inquietudes de los usuarios.

Es importante mencionar, que las bibliotecas digitales pueden considerarse proyectos en sí mismos o ser un complemento de los servicios tradicionales, ya que al incorporar diferentes herramientas se pueden automatizar procesos bibliotecarios y agregar valor a las colecciones mediante la digitalización.

Además, existen diferentes tecnologías que permiten la comunicación mediante el Internet, lo cual favorece a la colaboración en red entre las bibliotecas, con el fin de sumar esfuerzos y ahorrar costes para solventar las necesidades de información de los usuarios.

Hoy en día, diferentes herramientas están permitiendo crear, gestionar y dar accesibilidad al fondo documental de las bibliotecas a un bajo costo asumible por las instituciones, permitiendo que los lectores y usuarios los aprovechen al máximo.