Hoy en día, la educación se enfrenta al reto de desarrollar en los estudiantes habilidades para acceder a la información, seleccionarla, procesarla y trabajar de manera cooperativa en la toma de decisiones, así como incorporar el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Se encuentra en crecimiento la aplicación de las nuevas tecnologías en la práctica docente, donde el proceso educativo busca equipar a los estudiante con herramientas tecnológicas que faciliten la resolución de problemas y la enseñanza más personalizada.

Las posibilidades interactivas de las computadoras, la hipernavegación y la simulación, son los que hacen que se incorporen en el proceso de enseñanza de materias enfocadas al área científica, ya que permiten la representación de fenómenos químicos (sean naturales o abstractos) y permite que los alumnos y docentes cuenten con recursos para la comprensión de temas tanto teóricos como prácticos.

En la educación presencial, algunas prácticas de laboratorio son canceladas o prohibidas por el alto costo que significan y en la educación a distancia existen pocos materiales virtuales que las sustituyan. Uno de las alternativas para la enseñanza de los procedimientos de laboratorios son los simuladores virtuales de laboratorios. Estos softwares contienen una serie de elementos que ayudan a que los estudiantes se apropien y comprueben de habilidades en el estudio de la química.

¿Por qué incorporar los laboratorios virtuales en la enseñanza de química?

Tanto la enseñanza como el aprendizaje de la química requiere de un nivel de abstracción y de una sólida preparación conceptual, sumando con el desarrollo de las habilidades matemáticas y experimentales que permiten a los estudiantes encontrar respuesta a los problemas específicos de la asignatura.

Una de las problemáticas en la enseñanza de química es la división existente entre la teoría y la práctica. La cual, ha propiciado una barrera entre el aprendizaje conceptual, la resolución de problemas y la realización de las prácticas de laboratorio, donde esta última tradicionalmente se ha concebido para que los estudiantes comprueben los conceptos, leyes o teorías que los profesores enseñan con anterioridad.

Para la aplicación de los laboratorios virtuales como parte de la enseñanza de la asignatura de química, se debe de tomar en cuenta la facilidad de poder realizar prácticas, que de sin contar con el simulador estarían fuera de las posibilidades materiales de algunas instituciones. De este modo, el laboratorio virtual permite a los estudiantes observar los cambios, mediante la integración de la teoría directamente con la práctica, desarrollando así la transferencia de aprendizaje a casos de la vida real.

Una de las estrategias que puede sumar al desarrollo de la enseñanza en el área de química, es la utilización de laboratorios virtuales como CloudLabs, el cual cuenta con un modelo innovador y avanzado entorno virtual de aprendizaje que simula un laboratorio de química.

Además, en algunos casos la falta de prácticas de laboratorio permite complementar los conceptos teóricos, ya que en su mayoría son un factor del bajo rendimiento de los estudiantes de la materia de química. Lo anterior, señala la necesidad de generar estrategias pedagógicas como la incorporación de laboratorios virtuales, los cuales aportan herramientas útiles y despierta el interés tanto en estudiantes como en los profesores.