La incorporación de las herramientas digitales han transformado y automatizado varios de los procesos tradicionales de los archivos, bibliotecas, centros de información y/o documentación. Uno de los primeros avances fue la creación de bases de datos, lo cual dio pie para el inicio del proceso de automatización de determinadas tareas.

Debido a las características propias de la sociedad actual y a la transformación que han tenido las bibliotecas, el proceso de catalogación y la creación de catálogos se encuentran en proceso de cambio, ya que cada día crece la cantidad de recursos de información en diferentes formatos que deben ser organizados y catalogados.

Proceso de catalogación bibliográfica

El proceso de catalogación inicia desde la descripción de cada documento y termina con la creación de un catálogo, el cual es un índice que ordena la información de los recursos que contiene la biblioteca.

El proceso de catalogación tanto de libros como de cualquier recurso de información consta de las siguientes fases:

  • Catalogación descriptiva: Aquí se extraen los datos necesarios para construir las fichas bibliográficas de las obras, tales como autor, título, tipo de formato, editorial, año, entre otros. Es importante mencionar, que para cumplir con esta tarea se requiere de herramientas que permita presentar al usuario los datos de una obra de manera estandarizada, para que no se modifique la presentación de la información bibliogáfica.
  • Catalogación temática: Consiste en la asignación de uno o varios encabezamientos de materia que agrupe los temas o tópicos de que trata la obra en cuestión. Se podría decir que los objetivos de la catalogación temática son: Facilitar la identificación en el catálogo de los recursos que aborden la misma temática y organizar los materiales de acuerdo al tema que desarrollen.

Es importante mencionar que actualmente existen nuevas opciones para la organización de la información, la cual es representada por los metadatos. El avance en la tecnología ha brindado nuevas opciones para el diseño de los catálogos, la indización y el acceso temático.

La catalogación de los recursos digitales

A medida de que Internet se impone como la fuente de consulta universal, se han desarrollado herramientas que asisten a los usuarios en el proceso de búsqueda en la red.

Sin embargo, el contar con estas herramientas no quiere decir que el problema se haya solucionado, ya que este va más allá del propio proceso de búsqueda, y esto se debe a que los documentos de la Web no están diseñados bajo esuqemas de organización de la información a comparación de los materiales impresos, lo cual dificulta el proceso de descripción y organización, y por ende, la bísqueda y recuperación.

Años atrás, se pensaba que con la importación de las reglas y normas de la bibliotecología tradicionalse resolvería el problema de describir y recuperar los recursos digitales. De acuerdo con Hsieh-Yee , los principios que guian este proceso de catalogación son:

  • La selección de los recursos que existen y la selección de aquellos que son relevantes para determinada necesidad de información.
  • La descripción de los recursos seleccionados.
  • La oferta de los puntos de acceso a estos (control de autoridad).
  • El análisis de sus contenidos.
  • La entrega a los usuarios de productos metainformativos que permitan la localización de los recursos.

El catálogo ha sido aquella herramienta que permite la localización de diversos materiales o recursoso existentes en una biblioteca, así como la identificación de eje temático, para que posteriormente el usuario valore la importancia de acorde a sus necesidades de información. Lo anterior, destaca la importancia de la catalogación sin embargo, este proceso se enfrenta a las problemáticas propias que el entorno digital trae consigo.

En los últimos años, se ha visto como ha evolucionado el catálogo de tarjetas a otros formatos como el OPAC. En este proceso de transformación, los estándares como las ISBD, RCA o el formato MARC han cobrado gran importancia.

LEMB Digital: Solución para los procesos de catalogación y clasificación

LEMB Digital es una herramienta electrónica, la cual mediante una lista de términos, los encargados de registrar en el catálogo de la biblioteca la información relacionada con la materia que se puede encontrar en ella, para que cuando los usuarios busquen un material puedan encontrarlo de manera fácil y rápida.

Es una herramienta esencial para las bibliotecas, ya que ayuda a potencializar el aprovechamiento de los recursos que estas ofrecen. Todo gracias a los listas de términos que ayudan a analizar y a recuperar la información, logrando asociar materiales y diferenciar temáticas, de manera confiable.