Según la American Library Association el concepto “desarrollo de colecciones” abarca varias actividades relacionadas con el desarrollo de la colección bibliotecaria incluyendo la determinación y coordinación de los criterios de selección, la evaluación de las necesidades de los usuarios potenciales y reales, estudios sobre la utilización de la colección, selección de material, planificación para compartir recursos, conservación de la colección y descarte de documentos.

El desarrollo de colecciones es el proceso que permite satisfacer las necesidades y demandas de información de la comunidad sin importar el área o tema de interés y que pueden complementarse con el acceso y disponibilidad de aquellos recursos que se localizan fuera de la biblioteca.

A pesar de que estos son los componentes básicos del desarrollo de colecciones, las políticas que rigen la selección, la adquisición, el descarte de los materiales y la evaluación de colecciones enumeran las principales actividades que conforman el proceso como: búsqueda e identificación de documentos en diversos formatos; selección de documentos en respuesta a las necesidades y demandas de información de los usuarios de la biblioteca; distribución de los recursos entre diferentes materias y formatos; la administración, análisis, evaluación y mantenimiento de la colección; la puesta en servicio de los recursos compartidos y programas relacionados y, por último, la determinación de contar previamente con los procedimientos específicos para cada una de las funciones.

En el caso específico de la adquisición, antes de la aparición de la documentación digital, los procedimientos clásicos para adquirir documentos en las bibliotecas eran la compra, canje y donaciones. Con el tiempo a estos procesos tradicionales se han añadido los recursos digitales.

Hay que decir además que, propiciadas por las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, las condiciones de acceso a los documentos no son homogéneas, y que el futuro no está todavía definido. Día con día aparecen nuevas soluciones que tratan de satisfacer a la carta nuevas necesidades.

La edición digital ha reducido los costos tanto en producción como en la distribución de documentos algo que se creyó podría favorecer a las bibliotecas, sin embargo, han surgido otros factores que en ocasiones han agravado el costo de las adquisiciones como por ejemplo, la extensión de la piratería y por otra, los abusos a la hora de fijar precios por parte de algunos distribuidores.

Las bibliotecas están llamadas a cambiar la manera en la que enriquecen sus colecciones buscando medios que les brinden recursos físicos y digitales de confianza. En Ignite reconocemos el esfuerzo que bibliotecólogos y sus instituciones hacen por robustecer sus colecciones, por ello ofrecemos nuestra solución de Adquisición de Libros, con la que podrás eficientar tu presupuesto adquiriendo la información que tus usuarios necesitan.

Podrás adquirir los recursos físicos y digitales que precise tu biblioteca. Nuestros consultores expertos te apoyan a conseguir colecciones completas o el libro específico que requieras, con la seguridad de que tendrás el acompañamiento y soporte necesario durante el proceso; desde reconocer las necesidades de tu comunidad, promocionar e impulsar el uso de los recursos adquiridos, ayudar con la clasificación y catalogación de los materiales hasta relacionar intereses de estudiantes, profesores, administrativos e investigadores con contenidos de calidad abiertos y de paga. Descubre todas las posibilidades que tienes al adquirir tus libros con nosotros.